domingo, 9 de julio de 2017

¿Mi destino es ser psicólogo? Quiero ser psicólogo, pero no estoy seguro de que sea lo mío



Algunos de los post o entradas que se nos han ocurrido no son realmente resultado de una profunda y rigurosa investigación, pero sí provienen de alguna discusión, debate o simplemente una conversación durante el almuerzo en las horas libres entre una clase y otra. Así es como vino un día esta interesante pregunta, uno de los compañeros preguntó cómo habíamos tomado la decisión de estudiar psicología, más allá de haber sido influenciados por personajes de televisión como la Dra. Beverly Hofstadter o el rockstar de la psiquiatría Sigmund Freud. ¿Quién no quisiera ser como ellos?

Las razones fueron bastante variadas, algunos opinaron que habían escogido esta carrera porque desde niños habían tenido vocación para ayudar a los otros, eran de los que se sentaban horas a escuchar las penas de sus hermanos, amigos y hasta de desconocidos que se acercaban a ellos. Otros, como yo, siempre hemos sido bastante analíticos, nos gusta analizar y observar los comportamientos y las razones que los motivan. Otros en cambio, aunque en menor número, sí habían tomado su decisión a partir de alguna influencia pop o familiar.

Nos encontramos con una variedad bastante interesante de razones, pero en definitiva, ¿qué es lo que nos dice que debemos optar por esta carrera y dedicarnos a tratar y lidiar con los problemas de los otros? La primera vez que intenté responder esta pregunta no supe cómo hacerlo de una manera precisa, de modo que me tomé la tarea de recolectar opiniones entre mis profesores, expertos que conocía y compañeros. Las respuestas, a pesar de ser muy variadas, me llevaron a un punto donde pude sacar una conclusión.


En primer lugar, la mayoría opina que tomar esta decisión es como cualquier otra decisión que tomes para tus estudios, quiero decir, que no se diferencia mucho el que decide ser psicólogo con el que decide ser ingeniero, sin embargo en esta profesión hay y debe haber mucho de vocación, casi todos han tenido encuentros con los problemas de los otros y han sido parte de la solución con sus consejos o sus acciones durante toda su vida, mucho antes de haber decidido ser psicólogos, y como en el desarrollo de tu personalidad, el entorno influye, tener un familiar relacionado a la psicología o haber sido cautivado por algún personaje de la televisión o psicólogo histórico e influyente es parte de las consecuencias, más de la causa.

Si estás pensando en tomar esta carrera para tu futuro y ser psicólogo o psicóloga, no lo dudes, ya con el hecho de tener el deseo de serlo, es una buena razón para tomar la decisión. Te puedo asegurar que no todos quieren tomar esta carrera y sin duda es muy gratificante ayudar a los demás, por más agotadora que pueda ser una consulta. Eso sí, debes prepararte para leer bastante porque es lo que más hacemos en la facultar, leer, aprender, interpretar y analizar.

Espero que este artículo sea de ayuda para aquellos futuros compañeros que estén pensando en estudiar esta hermosa carrera e incluso podrías colaborar con nosotros en el blog con tus vivencias y análisis durante la carrera. Recuerda seguirnos en nuestras redes sociales y dejar tus comentarios y opiniones. Muchas gracias por leernos y ayudarnos a mantener este trabajo activo.

Hasta la próxima,
Jorge.


Nuestro lema: #PsicologiaSimplificada #PsicologiaParaTodos

-->

Compártelo

0 comentarios:

Suscríbete a nuestras publicaciones con tu correo

Artículos populares